miércoles, 30 de enero de 2008

kontratots, vivir en la mentira o morir en la verdad

Era otro lunes por la mañana como cualquiera y otra persona como cualquiera hiba a un trabajo como cualquier otro.

Llega a la parada de metro, no sin antes cojer un periodico gratuito que se pone bajo el brazo para leer durante el trayecto, quedan 9 minutos para que llegue el metro, hoy bajó temprano, abre el periodico, lee la primera pagina y se da cuenta que esta sentado justo al costado de una señora que hace meses ve casi todos los dias en el metro, se levanta mira alrrededor y se repite los mismo con otros sujetos de la estacion, piensa:

_"veo mas a esta gente que a muchos de mis amigos y familiares, sin embargo nunca hemos intercambiado ni una puta palabra"
Mira a una abuela y ella le sonrrie
_"si hubiera hablado con ellos, ahora mismo sabria toda la vida de cada uno, igual tienen vidas muy interesantes y yo leyendo este periodico de mierda que solo habla de politica basura, de artistas yanquis, del corazon, si el Valencia gano o perdio el Levante, que mierda!"
Sigue mirando alrrededor, no sabe que decir, quedan 8 minutos para el metro
_"todos los putos dias lo mismo, cojer este metro con esta gente, llegar al trabajo, intentar vender cosas que no sirven para nada, a gente que gana incluso menos dinero que yo, todo para seguir viviendo, seguir consumiendo, comprar una tele mas grande con pantalla plana, la hipoteca, un coche, una cena en un restaurante de lujo, ir a Benidorm, comprar musica, el corte ingles, gasolina, petroleo, productos de primera marca, productos de marca blanca, la lavadora, secadora, lava vajillas, el bar, las tapas, las cañas, salir de marcha, la discoteca, el concierto, el cine, transporte, estar a la moda, la ropa de marca,comprar, vender, negociar, rebajas, aumento de precios, IPC, Creditel, Nooooo! para! estoy harto. Si cojo ese extintor y lo vacio en la cara de esta gente y luego tiro a alguna abuela a la via puede ser que me libere de este sufrimiento"
Se acerca al extintor, mira la cara de la gente, quedan 6 minutos para que llegue el metro
_"bah! esta gente no tiene culpa de ser esclavos, son igual que yo, no tendria sentido descargar mi furia con ellos, si voy a trabajar hoy, mañana tambien ire y asi hasta que que me jubile y cobre una pension de mierda, aun me faltan 20 años de comprar y vender. Quizas si pudiera cambiar el sistema, convenciendo a la gente de que este modo de vida es basura, tendria que competir con la television y la prensa, quizas si me uniera con otra gente....bah! tampoco, el sistema esta demasiado bien montado, seria imposible, joder, me cago en dios, ahi viene el tio este del traje azul, donde currara?"
Mira al tio del traje azul, este pasa por su lado sin mirarle, quedan 4 minutos para que venga el metro
_"no puedo, no puedo ir hoy a trabajar, estoy hasta los cojones, simplemente podria huir, voy al banco, saco todo el dinero y me voy, no tengo mujer ni hijos, nadie me espera a cenar, puedo simplemente tomar un bus o tren que me saque de la europa del capital, puedo seguir hasta asia, africa, rusia, cualquier lugar, vivir en la selva, un monasterio budista, da igual! dejar esto, simplemente escapar aunque no sepa de que, claro mi familia, mis amigos, que diran? la dueña del piso, bueno, la dueña ya se dara cuenta que no estoy cuando no le pague el alquiler, a iberdrola y telefonica que les jodan, puedo enviarles un mail o llamar a mi gente cuando llegue, pero a donde voy? simplemente ir, salir de aqui para siempre, no mas comprar ni vender..."
Quedan 3 minutos, esta nervioso e indeciso, mira la pantalla del metro y ve que se acerca si no lo coje llegara tarde al trabajo, no sabe que hacer, da vueltas en circulo, la gente le mira, el solo mira el suelo, se sienta coje otro periodico donde lee: "20 inmigrantes africanos muertos a cien metros de la costa de Canarias, una mujer embarazada se encontraba junto a ellos", lee la noticia, pasa un minuto y ya quedan solo 2 para que llegue el metro, ve a un africano, se acerca a el y le habla
_"oye tu, porque viniste aqui? en tu pais podrias vivir cultivando alimentos, cazando animales, en tu selva, para que vienes aqui que te discriminamos, tendras un trabajo de mierda, seras un ser humano ilegal, ganaras poco dinero, incluso puede que te lleves una paliza solo por existir y todo esto para que?"
_"Yo hace 3 años aqui, venir en patera 2 semanas por mar, trabajar 12 horas en restaurante, lavar copas, mi familia es pobre, yo enviar dinero para comida y ropa, antes en mi aldea yo gran terreno y cultivar, ahora falta lluvia y empresa americana poner maquinas para cultivos, ya no trabajo en mi aldea"
_"ya, te entiendo, bueno que tengas suerte"
Quedan 1 minuto, poco le falta para llorar, comienza a sudar frio, camina de un lado para otro ante la mirada curiosa de la gente, la parada comienza a llenarse de gente, piensa en el africano, piensa cuando era niño que aun creia en el "sueño americano" ahora "sueño europeo", el quisiera volver a ponerse la benda en los ojos y seguir siendo uno mas, poder ser feliz por tener un piso mas grande y un coche nuevo, se agarra la cabeza y quiere dejar de pensar, oye el pequeño temblor y el ruido del metro que va llegando, se mueve mas rapido, entra el metro en el anden y el queda paralizado, se detiene el metro dejando justo delante de el una de las puertas que se abre, baja la gente y el queda mirando la puerta abierta como hipnotizado, sin hacer movimientos. Se acerca la abuela que sonrrio antes....
_"perdone joven, va a subir o me deja pasar"
Se le queda mirando a la abuela fijamente, suena el pitido que indica que el metro va a cerrar las puertas.
_"eh, claro, perdone"
suben los dos, la abuela le mira y le dice:
_"esta usted bien, le pasa algo"
_"no estoy bien, pero no me pasa nada, supongo que tanto tiempo dentro de la jaula, aunque la puerta se pueda abrir, si salgo no sabria que hacer, creo que tengo miedo a la libertad y por costumbre hasta me gusta mi jaula"
la abuela le vuleve a sonrreir y mientras se va a sentar dice:
"estos jovenes de hoy se notan que nunca pasaron hambre..."
El se queda en la puerta viendo hacia afuera con la vista perdida, mirando el tunel y viendo su vida pasar, ese dia fue a trabajar y al dia siguiente tambien.

3 comentarios:

Elvar - El Chino Muerto dijo...

Este relato está muy bien narrado, muestra de manera elegante algunas de las contradicciones del modo de vida actual, presenta de manera ejemplar ciertas teorías filosóficas y hace un buen análisis de la psicología de los personajes. Qué asco. Ninguna vieja resulta dañada en el relato ni hay exploraciones rectales ni parados gritando consignas nazis. El Profeta Azul ya no es lo que era. Váyase señor Profeta Azul.

unión dijo...

Todas las mañanas cuando suena el despertador me pasa por la cabeza lo mismo que al prota. Sin duda eres el verdadero Profeta, no ese tal jesús o Mahoma.

El profeta Azul dijo...

Gracias señores por los merecidos elojios y tambien por las criticas constructivas, señor varata imaginese que un grupo de petanqueros jugaron a meterle la petanca por el recto al protagonista