sábado, 30 de enero de 2010

Un viajero en Japon


Eran tiempos donde la mierda se le ponia un lazo rojo y se vendia por internet, las masas idiotizadas compraban moviles nuevos todas las semanas, los parados llovian del cielo y bajaban los salarios pero el corte ingles seguia lleno de idiotas sin cerebro.

Ese dia en un sorteo que hacian en la plaza de la merced entre los que pernoctabamos alli, se sorteo un viaje a Japon, tuve la mala suerte de ganarlo, los otros pernoctadores de la plaza me decian que era un pais maravilloso, un pais de contrastes, un pais de una cultura excitante y completamente diferente, un pais en el que el solo hecho de estar alli, estar en cualquier lugar y a cualquier hora ya era un espectaculo, no hacia falta informarse de que ver porque todo era interesante, esa noche que gane el concurso junte la19 monedas que tenia ahorradas para un dia como este y llame al griton, el insulton y demas personajes urbano-decadentes que amenizan la vida de los Valencianos ávidos de destruir barrios historicos y albergar competiciones de deportes de elite, con las 19 monedas compre dos cajas de xelas stimburg del mercadona, hubo gran sueling, gritos e insultos a los transeuntes, esa noche las fuerzas del orden no me golpearon como todos los martes porque tenia un billete a Japon y ellos tambien eran subfans de este pais, realmente todo el mundo quiere a Japon, todos quieren ir a Japon, niños, viejos, presos politicos, exilados, refugiados, moribundos, viejas putas, enanos, maricones, neo nazis, extremistas de centro, para toda la plebe su mayor deseo es unas vacaciones en Japon, pero NADIE sabe porque, ni NADIE sabe que hay que ver o que se puede hacer en ese pais, esto es un fenomeno sin explicaciones ya que yo dentro de mi baul oxidado donde pernoctaba tambien soñaba con mi estancia en Japon y sus maravillas de las que no sabia nada como el resto de la humanidad.
Pasaron varios dias y llego el gran dia, me colgue de un camion de verdura fresca en direccion a mercamadrid y desde alli me colgue en un camion de la basura que me llevo a barajas, donde con olor a pez espada tome el primer avion de mi vida, nunca habia tomado un avion y estaba nervioso porque no sabia si habria un mercadona dentro o si habrian baules oxidados donde pernoctar, lo pregunte a los otros pasajeros pero todos estaban pensando en las maravillas del pais del sol naciente y no me contestaban.

Despues de 34 horas de viaje y haciendo 4 escalas en diferentes continentes incluido la antartida, llegue al aeropuerto de Kansai en Osaka, el sueño de mi primer viaje fuera del centro historico de Valencia se hacia realidad, solo llegar al baño del aeropuerto ya se veia la primer sorpresa, un WC con botones para divertirse con el orto, un monton de maquinas, el aparato de tickets del metro tenia miles de botones, todo era diferente y emocionante y solo habia llegado al aeropuerto!

Como no tenia dinero salte por encima de la puerta del metro ante la mirada de un controlador que me miraban atonito, ya dentro del vagon no sabia a donde ir asi que me acerque al tipo con mas olor a pescado no fresco que vi, era un ex-hombre de negocios que habia perdido la carrera contra el capital y ahora vivia en esa linea de metro, solo salia en navidad para brindar con su familia que eran un poste de direccion prohibida y un semaforo, mi nuevo amigo me recomendo que si no tenia dinero ni un lugar donde pernoctar fuera a kamagasaki, un barrio-geto donde malviven miles de personas que son diariamente expulsadas del sistema de castas japones, baje, salte la barra del metro y enseguida tuve mi segunda experiencia excelente del viaje, este barrio era un escaparate viviente de la deshumanizacion de nuestro occidente, esta gente era amable y nos hicimos algunas señas de amistad y algunos intercambios linguisticos breves, esto era una maravilla, a cualquier lugar que mirara habian novedades y cosas diferentes que en mi plaza de la merced, le cambie un calcetin verde a un pordiosero por una guia de osaka y ahi vi que recomendaban ir a Namba, esa noche vi mas luces que nunca en ese lugar, ruido, luces, pachinko, gente, conciertos callejeros, realmente estaba contento de haber abandonado mi plaza y mendigue para poder comprarme unas xelas de un sabor extraño, con mas gusto a hierro fundido que a xela, pero habia que festejar.

Esa noche pernocte en una maquina de pachinko y al despertar sali corriendo a la calle porque queria ver mas, mucho mas, pero nadie me entendia asi que recorriendo la ciudad llegue a la zona de embajadas, unos camiones militares recorrian la zona, las barricadas impedian el ingreso a los turistas, varios hombres fuertemente armados hacian un cerco que me impedia pasar pero nadie me daba explicaciones. Comence a escuchar disparos, explociones, gritos, un grupo de turistas intentaba acceder a la embajada de china y eran fuertemente reprimidos, que pasa? no entendia nada? que hacian esos turistas ahi? porque las armas?

Como solo hablaba Mercediano, un idioma autoctono de la plaza de la merced completamente distinto al valenciano porque hoy se decia Huie y no Hui, y no mos faeru Valencians, entonces no lograba entenderme con nadie, pero gracias a Dios luego de 5 horas mirando esta guerra sin cuartel y sin pausa, una vieja que hablaba mercediano y me daba trozos de sandia los domingos al volver del mercado central de Valencia, me reconocio, sorprendida me pregunto que hacia alli? y yo le respondi que mas sorprendido estaba yo de haberme encontrado esta guerrilla urbana sin sentido, porque estos turistas estan aqui luchando por entrar a embajadas extranjeras con todo lo que hay que ver en Kansai? le pregunte.
"meu fil, tu no saps", la vieja queria decirme algo pero tantos eran sus lloros que no lo podia entender. Saque de un bolsillo adjunto a mis calzoncillos un vodka-lemon y con unos tragos tranquilice a la señora, le pregunte otra vez y me pregunto que habia visitado y si hacia mucho que estaba en Japon, le dije que habia llegado ayer y habia visitado Namba y Kamagasaki, la vieja comenzo a dar gritos en direccion al cielo rezando a un extraño dios, la vieja me invito a un convini cercano, compro 17 vodka-lemons proque la cerveza con gusto a hierro daba ganas de morir y nos sentamos a beber en una escalera, los vecinos de la finca dejaron de ir a trabajar por no pedirnos que nos movieramos, al principio pensamos en movernos pero como teniamos bastante latas de vodka-lemons nos quedamos alli, incluso un señor se tiro por la ventana para intentar llegar a la acera sin hablarle a un extranjero y murio alli mismo, la educacion japonesa es asi, por suerte al señor japones se le cayeron unas monedas del bolsillo asi que compramos arroz.

Ya muy impaciente le exigi a la vieja que me explicara ya que pasaba, ella saco su camara de fotos y comenzo a mostrarme fotos, del resto de la region de Kansai, "esto no es como tu te piensas, si ya viste namba y kamagasaki, ya viste todo" no lo podia creer, era imposible que lo que me estaba mostrando la vieja fuera el mismo pais en el que yo habia aterrizado hace unas horas, comenzo mostrandome fotos de Kyoto, sus templos de mierda de un metro de alto, sus tiendas de souvenirs todas iguales, una excursion de senderismo que pasaba por lugares tan naturales y inexplorados como mas tiendas de souvenirs, centros historicos sin historia, largas caminatas para ver templos todos exactamente iguales, tambien tenia fotos de Nara (aaahhh!) cesped con unos venados, algunos castillos, todos exactamente iguales entre si y rodeados de gente haciendo fotos y sin nada dentro, himeji, otro castillo igual.....en 30 segundos me bebi 5 botes de vodka-lemon, estaba estupefacto y bebiendo sistematicamente, no podia creer lo que veian mis ojos, ese no era el pais al que habia llegado, la vieja gritaba en arameo y lloraba, yo la abrace y comenze a llorar con ella, ya hacia una semana que estaba retenida en kansai, "como has aguantado vieja?" "a base de vodka-lemons, no hay otra salida", aun sin creer lo que veian mis ojos, decidi que no podia ser tan malo, le dije a la señora que era mejor dar otra oportunidad al pais, no puede existir un pais donde todo sea igual, "porqué no hablamos con la gente, aunque no haya nada para ver podemos compartir experiencias", la vieja me señalo al tipo que se habia tirado de la ventana y me dijo "tu crees que un pais donde la gente prefiere morir que hablar con otro ser humano, es un pais donde vayamos a vivir alguna experiencia?", parecia que todo estaba perdido pero me acorde de hiroshima, alli habia caido una bomba nuclear, tiene que haber algo novedoso para ver, le comente a la vieja si queria ir a visitar hiroshima, levanto la mirada con ojos derrotados y me mostro un video que tenia en su camara, era Miyajima, un lugar que era la nada, unos venados de mierda dando vueltas, un templo que lo habian inagurado hace 3 dias pero "tenia 4 mil años" y que consistia en una pasarela de madera que no llevaba a ningun lado, una playa sin gente bañandose, con arena marron y agua podrida, no podia ver mas, ya lo habia entendido, sin mas me levante, di la mano a la vieja y sin vacilar contruimos armas con nuestras latas de vodka-lemon.

La unica salida era matar o morir, no teniamos nada que perder, evocando a los antiguos kamikases japoneses (de cuando Japon tenia historia, antes del capitalismo), comenzamos a correr hacia la barricada dando alaridos, un grupo de turistas franceses se unio, otros turistas mas que estaban escondidos en los alrrededores tambien comenzaron a gritar, eramos unos 500 turistas que teniamos que pasar la barricada para ser libres, no podiamos aceptar la opcion de no lograrlo, era mejor morir luchando que pasar otro dia mas visitando lugares turisticos de Kansai, el tiempo se paro, los francotiradores dispararon, los soldados de la policia turistica se vieron avasayados y no soportaron la multitud, franqueamos la barricada, algunos compañeros habian sido alcanzados por los francotiradores, otros habian muerto, ayudamos a algunos y logramos pasar la zona mas peligrosa, busco a la vieja y veo que estaba herida, tenia las enaguas rotas, la subo al hombro y le preguto a que embajada quiere ir, solo me responde "sacame de este paiiiss!!!" algunos turistas se metieron en la embajada de Indonesia para poder ir a Bali, otros en la de Tailandia para llegar a bangkok o las playas del sur, ya cuando quedabamos muy pocos, me meti junto con la vieja a la embajada de China, un pais al que nadie sueña en ir, ni exporta dibujos animados, ni nigun tipo de basura cultural, un pais del que poco conocemos mas que sus restaurantes falsamente chinos, sus todo a cien, su horoscopo, sus productos de mala calidad y poco mas, un pais al que tan poca gente tiene interes en visitar debia ser bueno, me meti con la vieja y al llegar me dieron ya los primeros auxilios, eramos poco mas de 10 turistas alli, casi sin fuerzas y con grados de alteracion mental y depresion post-parto altisimos debido a toda la mierda turistica sin gracia que habiamos visto en japon, nos metieron en una sala donde enseguida vimos videos sobre Xian, sobre la china rural, sobre varias etnias, etc, etc, poco a poco fuimos recobrando el sentido y con xela Chang de altisima calidad nos desintoxicamos, la vieja se recupero en 37 minutos y salio una embarcacion de osaka a nanjing con refugiados turisticos, gracias a dios habia terminado el infierno, ya habiamos logrado escapar de Japon y estabamos en china, con la vieja nos fuimos a vivir a una plaza un poco mas grande que la plaza de la merced, la plaza de Tianamen, alli pernoctamos junto a la tumba de mao por los siglos de los siglos y amen.