martes, 23 de septiembre de 2008

Perillas: La biografía

1970: Una familia trajo al mundo algo que parecía humano, se formaron grandes debates sobre la humanidad de este ser, la mayoría de los vecinos del pueblo creian que era una mezcla entre una mula y un dromedario.

1972: El ser (Perillas) comienza a moverse por si solo, los vecinos angustiados y atemorizados, convencen al capitán de la guardia civil que le obligue a la familia a encadenarlo en el establo, permanece así 5 años.

1977: El ser se aburría mucho y reptaba y comía su propia material fecal así que la familia decidió que deberían llevarlo a la escuela, como para anotarse necesitaba el DNI y Perillas solo tenia una marca con un numero hecha con un hierro caliente, el alcalde hizo un plebiscito para que el pueblo decidiera si lo declaraban humano o lo lapidaban y arrojaban a una fosa escéptica.
Gano por el 99,8% que lo lapidaran, pero la protectora de animales y un concejal de Izquierda Unida pidieron piedad y la Unión Europea prohibió la lapidación de bestias.

1986: Acabó la escuela y le aprobaron porque nadie quería verle por ahí, este niño se dedicaba a sentarse al fondo del aula y hacer montañitas con la materia cacal que tenia acumulada en su traje de baño amarillo decolorado que utilizaba todo el año, incluso cuando nevaba. Recibió toda clase de palizas e incluso en los recreos los profesores y compañeros hacían fila para escupirle e insultarle.

1990: Ya en el instituto las palizas fueron aumentando, bandas de jóvenes y abuelas ermitañeas esperaban al imbécil a la puerta del instituto para golpearle con barras de hierro. Por miedo y porque la familia se mudo a escondidas para librarse de este imbecil, empezó a vivir en su butaca, siempre al fondo del aula, ya terminando la ESO estaba aprendiendo a leer y sabia la mitad del abecedario de memoria.

1993: Ya sabia leer y hacer sumas de una cifra! Estaba terminando Bachillerato y como no se movía de su silla, se había solidificado la materia fecal entorno de la silla y se había transformado en una gran masa de mierda, no se diferenciaba las patas de la silla y el departamento de sanidad y microbiología habían construido una especie de tienda de plástico a su alrededor, además debían fumigar a su alrededor cada dos días, porque atraía plagas de insectos no conocidos y propagaba enfermedades ya extinguidas en Europa hace siglos.

Continuara.....

2 comentarios:

J dijo...

Magnífico artículo. Aunque tengo que preguntar: ¿este individuo existe de verdad es solo producto de una imaginación muy enfermiza?. Por cierto, en 1990 aún no había ESO. Paz.

El profeta Azul dijo...

Lamentablemente, este personaje si existe, vive en Valencia, y aunque algunas partes de esta biografia pertenecen a la ficcion, estaba basada en la realidad e incluso la realidad puede ser peor que la ficcion.
Si quiere vengase a Valencia y se lo muestro y le pinchamos con un palo con punta a ver que hace.