jueves, 15 de enero de 2009

Plan Z contra la crisis: Reactivar la construcción

En esta otra edición coleccionable vamos a proponer un plan anticrisis mucho más efectivo que el plan E de Zapatero que no me he molestado en leer, pero seguro que es romper españa, tirar las catedrales para construir mezquitas, llevarse la moncloa a Hernani y regalarle las reservas minerales de uralita a los catalanes, al menos eso es lo que cree un tipo razonable como yo, que se levanta todas las mañanas a las 5am para ir a buscar el periódico calentito, un periódico imparcial y tolerante, hecho por abuelas con enfermedades terminales degenerativas, unos enanos que están atrapados en un pozo hace 13años y seres pluriformes que no se ha podido determinar su especie.

Sin mas preámbulos paso a dar comienzo a la primera medida del Plan Z, no con Z de Zapatero sino con Z de humor aZul.

Primera medida: Reactivar la construcción

Eran tiempos felices cuando nos cargábamos montes, selvas, tribus de indígenas de las montañas de euskadi, huertas, etc, incluso destruíamos hermosas playas naturales con edificios tan feos como altos, así como también construir horribles playas artificiales en medio de la nada, para luego destruirlas con edificios tan feos como altos....
Pues bien, esos tiempos felices, que cualquier imbécil que supiera caminar sin caerse de cara al piso podía ser albañil/a, ganar 1200 euros, meterse en 3 hipotecas y un coche a pagar en 104 cómodas cuotas y su mujer/marido que trabajaba de comercial en una de las inmobiliarias fantasmas que aparecían en cualquier espacio con mas de 2 metros cuadrados, podía comprar un montón de basura inútil y carísima gastándose el sueldo entero de ese mes, el siguiente y el del mes siguiente al siguiente, con su flamante tarjeta del corte ingles que actualmente residen en el recto de los ex-clases medias en paro.

Pues si, eran tiempos felices con la construcción a tope, pero los catalanes, vascos, musulmanes, inmigrantes, budistas, vegetarianos y demas enemigos de españa pusieron de moda el cambio climático y ya no podíamos cargarnos cosas protegidas tan facilmente, luego paso de moda comprar pisos y exploto la burbuja.

Amigos la solución es muy fácil, vamos a enviar dos aviones caza f-450 a sobre volar la provincia de Leon y a tirar todas las bombas de racimo que tenemos guardadas porque la ONU no quiere que se exporten y tenemos que gastarlas en algo. Si luego aun queda algo en pie, manipularemos las noticias para crear un complot y decir que esta escondido un alto mando de Hamas en la provincia de León y solo sera cuestión de horas antes de la primera incurción israelí.
Los leoneses que sobrevivan deberán cumplir una prisión preventiva mientras sus ahorros con congelados y empleados en la reconstrucción de los pueblos menos feos de esa provincia, asi emplearíamos a todos los parados por unos años mas mientras nos da tiempo de llenarnos aun mas los bolsillos y escapar a Panamá.